Investigación y Problemáticas Sociales


APOYO PARA ELABORACION EN LABORATORIOS

Exactas avanza con remedios contra la sarna y el chagas

Es parte de una iniciativa que encaran jóvenes científicos en 47 y 115. Ahora recibirán ayuda financiera

Realizando trabajos de campo, generalmente en el marco de proyectos de extensión, jóvenes investigadores de la facultad de Ciencias Exactas fueron identificando problemáticas socio-sanitarias no atendidas y cuya resolución dependía básicamente de desarrollos científicos. Comprobaron que ciertas drogas o dispositivos que requerían sí o sí sectores sociales vulnerables no estaban a su alcance, bien por cuestiones económicas o porque directamente no se fabricaban. Decidieron entonces presentar un proyecto para obtener apoyo institucional y financiero que avalara esos estudios. El Consejo Directivo de la unidad académica lo aprobó por unanimidad. Y la CIC y la UNLP comprometieron los fondos necesarios. Nacieron así los Proyectos de Investigación en Ciencia y Tecnología orientados a la Resolución de Problemáticas Sociales (PI-RPS), una iniciativa que se lanzará mañana con el fin de aportar soluciones concretas en base a un “modelo científico no tradicional”.

Un ejemplo vale más que mil palabras. “Hay muy pocos niños que padecen problemas cardíacos, por lo tanto, es casi una misión imposible acceder a cardiorreguladores pediátricos”, grafica el prosecretario de Ciencia y Técnica de la facultad, Andrés Mc Carthy. Y hay un grupo de jóvenes investigadores que los desarrolla.

También apela al ejemplo de los denominados medicamentos huérfanos, es decir, aquellos no desarrollados “ampliamente por la industria farmacéutica por razones financieras, ya que van destinados a un reducido grupo de pacientes; sin embargo, responden a necesidades de salud pública”.

“Está el caso de la crema antisárnica. El mercado no la provee y si lo hace es económicamente inalcanzable para esa población”, advierte el joven científico. También se trata de un desarrollo que llevan adelante en la facultad de 47 y 115.

Y está el chagas. “Deberían encararse las soluciones habitacionales correctas”, subraya Mc Carthy, y prosigue: “como no se hace, está el chagásico, que no se cura pero sí puede tratarse. La firma que fabricaba el besnidasol, la droga que se utiliza para los ataques agudos, dejó de hacerlo, pero liberó sólo una parte de la patente. Por tanto, en la facultad hay un grupo de investigadores que trabaja en una vía de síntesis alternativa a la parte no liberada”, comenta el prosecretario de Ciencia y Técnica.

“NUEVO PARADIGMA”

Tras destacar la “enorme importancia” que implica el apoyo de la facultad de Exactas al proyecto -y por decisión unánime-, Mc Carthy detalla que “será financiado por la CIC y por la Universidad en partes iguales. Cada institución aportará 100 mil pesos: 50 mil este año y otro tanto el próximo, ya que se trata de desarrollos bianuales”.

El investigador apunta que “en la visión de la ciencia clásica (básica), lo bueno es lo que los científicos dicen que lo es. Hace poco más de una década surgió otra visión, que se basaba en una ciencia útil, pero se limitaba a la noción de transferencia con la vista puesta en el mercado. Creemos que falta incorporar otra mirada: la de la transferencia de conocimientos hacia una población no mensurable por el mercado, eso implica generar las posibilidades para que el desarrollo tecnológico se distribuya hacia sectores minoritarios y/o postergados”, resalta.

Una evaluación compartida

El prosecretario de Ciencia y Técnica de la facultad de Ciencias Exactas, Andrés Mc Carthy, explicó que los proyectos de investigación científica con fines sociales “tuvieron su origen en la participación de jóvenes investigadores en trabajos de extensión, durante los cuales fueron detectando problemas y déficit”, a la vez que resaltó que esa “nueva mirada sobre la ciencia” también está ligada a la manera de evaluar las propuestas.

“La convocatoria de proyectos va dirigida a toda la comunidad académica de la facultad, y su evaluación estará a cargo de pares sólo parcialmente”, indicó.

¿Cómo será? “El 50 por ciento de la comisión evaluadora la conformarán científicos, y el otro 50 por ciento, representantes de los sectores beneficiarios, que pueden ser centros de salud”, ejemplificó.

Además aclaró que “cada parte cumplirá roles bien diferenciados a la hora de validar o no un proyecto”.

“Lo que pretendemos es que este tipo de trabajos tengan el debido reconocimiento; que los investigadores cuenten con respaldo y un lugar adecuado para trabajar, porque hay gente que depende del desarrollo de esos conocimientos”, enfatizó Mc Carthy.

LA CIC Y EL INTI

El acto de lanzamiento de los Proyectos de Investigación en Ciencia y Tecnología orientados a la Resolución de Problemáticas Sociales se llevará a cabo mañana, a partir de las cinco de la tarde, en el aula magna de la unidad académica de 115 y 47. En el acto estarán presentes el director de la Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires (CIC), Carlos Gianella, y el presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Enrique Martínez.

La iniciativa se corporizó en un acuerdo de cooperación firmado entre la Universidad y la CIC, en el que se designa a Exactas como sede académica.

Fuente: Diario El Día – 4 de Mayo de 2011

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: